Un olor para cada estado y un aromatizador para cada espacio

Te vamos a presentar unos pocos aromas de los más comunes, para que puedas ver lo que podemos conseguir con una fragancia en concreto.

 

Talco: Genera seguridad y nostalgia.

Menta: Nos produce reactivación y crea un estado de alerta.

Barbacoa: El efecto es de reducir la percepción del tamaño de los espacios.

Manzana: Aumenta la percepción del tamaño de los espacios.

Cítricos: El efecto es de explorar y comprar.

Lavanda, vainilla y camomila: Efecto relajante.

Jazmín: Favorece la concentración y el desempeño en el deporte.

Rosa: Evocador de recuerdo y nostalgia.

Violetas: Crea un estado de concentración durante el estudio.

Canela: Es estimulante y evocador de momentos felices.

Osmanto: Reduce la apatía y alivia la depresión.

Jacinto: Evoca felicidad y relajación.

 

Una vez seleccionado el aroma que mejor se adapte a nuestro establecimiento, realizaremos la evaluación del equipo aromatizador más acorde a nuestro espacio.

El punto de partida suele ser las dimensiones cúbicas del espacio que se desea aromatizar, seguido de las condiciones de la aromatización, como son: intensidad, intervalos de aromatización, flujos de aire, sistemas de ventilación, puertas, números de equipos, existencia de aromas competidores en el establecimiento (productos, cocinas, aromas de otros establecimientos), así como la conveniencia de una aromatización heterogénea por zonas.

Los sistemas HVAC son grandes unidades que calientan, ventilan, acondicionan y simultáneamente difunden el aroma. Son potentes pero complejos, por lo que su uso estará supeditado a la dimensión del establecimiento. Existen equipos aromatizadores pequeños, portátiles, de manejo más sencillo y menor coste, cuya flexibilidad hace que se puedan optimizar.

Los métodos usados para la emisión del aroma también pueden ser diversos: difusión a través del aire frío, evaporación, calor, estimulación eléctrica. Por regla general los sistemas que implican un ventilador para esparcir el aroma, polímeros infusionados previamente o geles que radian olor en el ambiente, son ideales y más económicos para espacios comerciales medianos, aunque si son de grandes dimensiones, se pueden emplear varios aparatos. Para este sistema, la fragancia esta debidamente diseñada, para que rindan un tiempo determinado, con un flujo de concentración parejo y constante para mantener la intensidad del aroma.

En los ambientadores domésticos, se percibe una mayor concentración del aroma cuando el producto/cartucho esta recién abierto y poco a poco la intensidad se reduce, ya que estas fragancias son estándar para todo tipo de espacios, y no están diseñadas para un establecimiento en concreto.

Respecto a los sistemas de aromatización por calentamiento, presentan el riesgo de transmitir infecciones bacterianas.

 

Esperamos que esta pequeña introducción al fascinante mundo de la aromatización te haya servido de ayuda.

Sabes que puedes contar con nuestro equipo para aclararte cualquier duda o consulta.

 

Visitanos en nuestra web www.ambientiza.com  o siguenos en www.facebook.com/ambientiza o www.twitter.com/ambientiza y deja que te ayudemos a que tu empresa huela a…..tu empresa.
Ambientiza ¿A qué quieres que huela hoy?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s